El titular del ente recaudador, Alberto Abad, prepara una denuncia para "contener daños" dentro del organismo, luego de que quedara salpicado por una imputación por presunta "violación de secretos".
El Gobierno nacional prepara un contragolpe después de que la AFIP se convirtiera en el epicentro de un escándalo por tráfico de informes bajo secreto fiscal sobre personalidades políticas y empresas, que ya se dirime en la Justicia.

En paralelo, la causa por supuesta asociación ilícita y enriquecimiento ilícito contra el subdirector nacional de Operaciones Impositivas del Interior, Jaime Mecikovsky, ingresó en secreto de sumario, luego de los allanamientos ordenados por el juez Luis Rodríguez.

Seguí leyendo en ámbito.com