Todo terminó en polémica este domingo en San Juan. San Martín, sin pelear por nada, le hizo un partidazo en el clásico a Godoy Cruz y lo sacó de la pelea por el título. Y claro, los jugadores del Tomba no tardaron en referirse a la siempre tan polémica incentivación que supuestamente recibió el conjunto sanjuanino.
De hecho, el ecuatoriano Jaime Ayoví, expulsado sobre el final, se retiró de la cancha haciendo durísimos gestos con referencia al dinero hacia la tribuna y hacia sus rivales. Si bien se trata de un tema recurrente cada vez que existen este tipo de definiciones, nadie confirma o desmiente que haya existido esta incentivación, aunque Luis Ardente, la gran figura de la tarde, estuvo cerca de hacerlo.

Embed
"No me importa lo que digan Méndez o Ayoví, ¿o me van a decir que nunca fueron incentivados?", manifestó el arquero en diálogo con Fox Sports, donde además agregó: "Siempre viene bien un manguito más, mientras sea para ir para adelante".

El arquero le respondió así a los dichos de Sebastián Méndez, entrenador tombino, quien había asegurado que "hubo mucho para analizar más que el juego, así son las cosas". Aunque, lejos de aclarar las cosas, no hizo más que sembrar aún más suspicacias a un tema del que seguramente se seguirá hablando durante toda la semana.