El ex ministro de Economía, confirmó que existió un episodio cuando llevaba a su hijo al colegio, pero aclaró que él no quiso pelear en ningún momento. "Este episodio me suena sospechoso", dejó saber.
El actual diputado nacional del Frente Para la Victoria, llevaba a sus hijo a la Escuela Del Sol, como suele hacerle todas las mañanas, y según trascendió en un primer momento se había cruzado con un vecino que lo cuestionó por su pasado en el Gobierno.

En declaraciones radiales esta mañana Kicillof confirmó "vinieron a agredirme" y dio detalles de lo que había ocurrido: "Como un papá normal llevo a mis hijos al colegio", relató antes de agregar que cuando estaban llegando al lugar "levanto la vista y veo a un tipo tirado que me resultó extraño".

"Me empieza a decir algo que no entiendo y se me viene al humo, yo tenía las dos manos ocupadas así que no había forma de poderle pegar", explicó aclarando que de ninguna de las dos partes hubo golpes, a pesar de que esta persona sí le habría tirado una patada.

"Dejo a mi hijo con otros padres y yo me apuro para meterme a la escuela", continuó repasando el ex ministro sobre cómo reaccióno. Además precisó que el atacante continuó insultando fuera del establecimiento y que según le contaron más tarde, hacía tres días estaba realizando trabajos de pintura en la institución.

"Consuelo un poco a mi hijo porque estaba desconcertado", contó sobre lo que siguió al hecho, antes de subrayar: "Este episodio me suena muy raro", dejando entrever que el objetivo podía haber sido generar una reacción suya.