Ocurrió en un zoológico chino. El mamífero dejó tomarse varias fotos, pero en un momento decidió arrastrar al hombre hasta su piscina y ahogarlo hasta su muerte.
Una morsa del zoo de la ciudad china de Weihai ahogó a un empresario que intentaba sacarse varias fotografías con ella y luego a un cuidador que trató de rescatar al visitante.

En un primer momento, el mamífero marino se dejó tomar varios videos, fotos y autorretratos. Sin embargo, luego decidió arrastrarlo hasta su piscina y ahogarlo hasta la muerte, según informa el portal Sina.

Embed
Un empleado del zoo que había cuidado de la morsa durante más de diez años intentó salvar al hombre, pero también fue víctima del pinnípedo y acabó igualmente ahogado.

Fuentes del zoo afirman que la morsa sólo quería "jugar" con ambos hombres y darles un "abrazo".

La familia del empresario -que saltó la valla de protección del zoológico para hacerse autofotos con la morsa- pidió una indemnización al zoo argumentando que no se tomaron las precauciones adecuadas, una queja que hizo eco en las redes sociales chinas.

Ante esta situación, el zoo de Weihai consideró su responsabilidad esta muerte, por lo que ofreció 900.000 yuanes de indemnización (unos 123.000 euros) a la familia del empresario fallecido.