La estrella del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, abandonó el entrenamiento muy disgustado tras sufrir un traumatismo en el muslo derecho luego de chocar con el arquero Kiko Casilla, aunque no está en duda la participación del lusitano en la final de la Champions League el sábado próximo ante Atlético Madrid, en la ciudad italiana de Milán.
CR7 se retiró de la práctica arrojando una botella de agua contra el césped a causa de la situación que se agrega a un estado físico que no es el mejor, luego de la lesión muscular que lo dejó afuera en el cotejo de ida por la semifinal ante Manchester City, en Inglaterra.

CRISTIANO RONALDO EN VALDEBEBAS 24-05-2016.mp4
El portugués se está entrenando con muchas precauciones en estos días ya que cualquier lesión lo puede dejar afuera del trascendental cotejo, que será la segunda definición de la Champions entre los dos equipos madrileños, luego de la que el Real le ganó al Atlético en 2014.

"Creo que no va a haber problema. El sábado pasado hicimos una práctica y Ronaldo no jugó por precaución, pero llegará bien a la final", dijo el entrenador francés del Real Madrid Zinedine Zidane.

Real Madrid y Atlético Madrid, dirigido por el argentino Diego Simeone, jugarán el sábado próximo a las 16.45 de Argentina en el estadio Giuseppe Meazza de Milán.