Tras golpear a su hijo de siete años con una manguera porque le había quemado una cortina, una mujer lo obligó a correr desnudo alrededor de la plaza del barrio Luis Piedrabuena de la ciudad de Cipolletti.
El inédito hecho de violencia infantil tuvo lugar este domingo alrededor de las 16.00, en la plaza del barrio, entre Pastor Bowdler, Perú, Río Negro y Paraguay, a la vista de todos generando estupor, bronca e indignación entre los vecinos, según LM Neuquén.

Romina, una vecina que tomaba mates junto con una amiga, contó que vieron a un nene corriendo desnudo y llorando, por lo que intentaron ayudarlo y cubrirlo.

Embed
Pero antes de llegar a auxiliarlo, la mujer les advirtió "no se metan", y luego una catarata de insultos. Según varios testigos, el nene de siete años tenía marcas importantes en la cola y en la espalda.

Mientras que la mamá lo obligaba a dar vueltas a la plaza, amenazándolo con un pedazo de manguera, le gritaba "Corré, hijo de puta". Según contaron los testigos, lo acusaba de haber quemado una cortina.

Muchos vecinos que se encontraban en el lugar presenciaron esta situación e intervinieron para tratar de poner a resguardo al menor. Hubo quienes, incluso, intentaron agredir a la mujer, pero la violenta mamá logró llegar a su casa, donde se refugió.

Embed
Para ese entonces ya eran cerca de 20 los vecinos agolpados en la plaza y decidieron denunciarla en la Comisaría 24ª.

Romina contó que la respuesta de la Policía no fue la esperada: "Nos dijeron que no podían hacer nada". La denunciante dijo que todavía no puede creer lo que vio. "Fue tremendo, la violencia de esa mujer no tiene explicación. Estoy completamente indignada".

Las reacciones violentas parecen ser costumbre en la mujer, y sus otros dos hijos viven con sus abuelos. Los vecinos aseguran que los problemas con esta familia vienen desde hace tiempo y que la Policía suele ir a su domicilio con frecuencia por denuncias.

Embed