El juez Sebastián Casanello cuestionó el rol del Estado en la tragedia de la fiesta electrónica Time Warp, en la que murieron cinco jóvenes, y y pidió al gobierno modificar "prácticas estatales deficitarias o ineficaces".
"Como ha ocurrido en anteriores ocasiones, las tragedias dejan una enseñanza y se transforman en la oportunidad propicia para modificar prácticas estatales que cuanto menos merecen calificarse como deficitarias o ineficaces", advirtió en su resolución en la que este martes procesó a los organizadores del evento Time Warp.

Explicó que si bien esta primera resolución se ha enfocado en analizar el comportamiento de un grupo de actores privados, "también ha permitido observar que ellos no han actuado en soledad sino que debían ser controlados y fiscalizados en todo momento por el Estado".

Embed
"Más allá de las personas, es inobjetable que ese Estado ha fallado. Por esa razón, considero necesario remitir copia de este resolutorio al Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a la Ministra de Seguridad de la Nación, para que, en el ámbito de sus respectivas competencias, adopten las medidas necesarias para que hechos de esta naturaleza no vuelvan a repetirse".

También les adjuntó copias de las denuncias formuladas por el Fiscal Federico Delgado como consecuencia de dos actuaciones preliminares que alertaban sobre sucesos de características similares en las fiestas Creamfields 2013 y 2014.