El índice difundido por la oposición arrojó un avance interanual del 41,7% lo que demuestra una nueva aceleración de la inflación. Los tarifazos en los servicios públicos explican en gran parte el fuerte aumento de los precios aunque se mantiene una inflación núcleo del 2% en mensual en los alimentos y bebidas.
La oposición dio a conocer este martes la nueva medición de la inflación según el promedio relevado por distintas consultoras. De acuerdo con el denominado IPC Congreso, la inflación en abril alcanzó el 6,7% y más que duplicó a la registrada un mes antes.

De esta manera en los primeros cuatro meses del año la inflación acumulada se ubica en el 19,4%, ya casi sobre el límite de 25% marcado por el gobierno nacional como pauta inflacionaria para todo el año. En este aspecto también más que duplicó a la inflación registrada entre enero y abril del año pasado cuando el acumulado se había ubicado en el 8%.

El índice relevado por la oposición arroja además una progresión interanual de los precios de 41,7%, lo que demuestra una nueva aceleración del proceso inflacionario en 6,2 puntos porcentuales en relación a marzo pasado y 13,6 puntos porcentuales en lo que va del año. Más aún, la inflación en abril mostró la variación más elevada desde enero de 1992.

Desde el massismo explicaron que los ajustes tarifarios explicaron más de dos tercios de la inflación del mes, determinando en gran medida la magnitud de la variación mensual. Sin embargo, en abril se observó también que las alzas en alimentos y bebidas se mantuvieron por encima del 2% (aumentan al 35% interanual), al tiempo que también se registraron subas en educación y atención médica. De esta manera, la inflación núcleo (o IPC Core) se mantuvo en niveles superiores al 2% mensual.

Con el dato de abril, 2016 tuvo el arranque de año más elevado del actual proceso inflacionario (2007-2015).