La pobre criatura sobrevivió a un incendio pero quedó al borde de la muerte por la falta de una parte de su cuerpo que es fundamental para su defensa.
Una organización de Brasil logró reemplazarle el caparazón a una tortuga después de que el animal quedara desvalido en un incendio. Ahora Freddy, el tortugo, tiene una nueva casa incorporada.

Los activistas de la organización Animal Avengers le construyeron al tortugo Freddy un caparazón con una impresora 3D para suplantar el que se le quemó en un incendio, informó el sitio ABC.

"Había perdido el 85 por ciento de su caparazón", explicaron desde la organización, y fue rescatado justo a tiempo en 2015. Ahora, el tortugo está listo para volver a su medio natural gracias a que un artista incluso se ocupó de pintar la estructura artificial para que parezca la original.

Tortoise Burned in Fire Gets Custom 3D Printed Shell.mp4