Luego de que los índices de inflación de la Ciudad, San Luis y Congreso ratificaran la aceleración de la inflación en Abril, el presidente volvió a pedir un voto de confianza. "Confíen que vamos por el camino correcto y las cosas van a funcionar" pidió.
El presidente Mauricio Macri insistió este miércoles con que "el segundo semestre va a ser mejor" y que la "inflación bajará drásticamente", y aseguró que "jamás" va a "defraudar la confianza" de la gente.

"El segundo semestre va a ser mejor, créanme. La inflación va a bajar drásticamente. La rueda se está empezando a mover, confíen que vamos por el camino correcto y las cosas van a funcionar", expresó.

En declaraciones radiales, el mandatario agregó que "hay que reconstruir la confianza", y afirmó que "jamás" va a "defraudar la confianza con cosas que no sean buenas para el conjunto".

En medio de la ola de despidos, los tarifazos y de la estampida de los precios registrados desde la asunción de Macri el pasado 10 de diciembre, tanto el mandatario como los principales miembros de su gabinete apelan a un acto fe basado en la "tierra prometida" del segundo semestre para contrarrestar el creciente malestar social.

Embed
Macri intentó justificarse una vez apelando a la "pesada herencia" recibida del kirchnerismo. "Recibimos una bomba a punto de estallar y estamos tratando de desarmarla".

A pesar del ajuste el mandatario dijo sentir que "hay una energía positiva en el país" al manifestar que llegarán "inversiones para pagar los juicios pendientes de los jubilados".