El mullah Akhtar Mansour murió hace cuatro días en la frontera entre Afganistán y Pakistán. La agrupación terrorista designó al mullah Haibatullah Akhundzada, un reconocido líder religioso y juez talibán, en su reemplazo.
Los talibán confirmaron oficialmente este miércoles la muerte, ocurrida hace cuatro días, de su líder el mullah Akhtar Mansour, y comunicaron la elección en su reemplazo del mullah Haibatullah Akhundzada. Mansour se convirtió en el segundo jefe de los radicales islamistas afganos en ser abatido en un ataque de drones.

"El Emirato Islámico de Afganistán (como se autodenominan los talibán) anuncia que su líder (...) Mullah Mansour abrazó el martirio el sábado en un bombardeo de un dron estadounidense", aseguraron los insurgentes en un comunicado enviado a la agencia de noticia EFE. Los talibán detallaron también que el mullah Mansour murió en una zona fronteriza entre la provincia afgana de Kandahar y la paquistaní de Baluchistán.

Akhundzada, el nuevo "Príncipe de los creyentes", cuya edad se estima en unos 50 años, es un reconocido líder religioso y destacado juez talibán. Al parecer, fue un estrecho colaborador del mullah Omar, quien fuera durante muchos años líder talibán y es venerado por sus seguidores.

Hasta la fecha, Akhundzada no estuvo en el campo de batalla. El nuevo vicejefe de la organización, Sirajuddin Hakkani, quien también fue segundo del mullah Mansour, será el director de las operaciones militares. Estados Unidos puso precio a la cabeza de Hakkani: 4,45 millones de euros por el islamista de unos 42 años de edad.

Embed
A Hakkani se le atribuyen algunos de los ataques más crueles y más mediáticos de los talibán, además de haber contribuido a unir a las distintas facciones de ese grupo terrorista, dijo el vocero de la misión de la OTAN "Resolute Support", Charlie Cleveland.

El nombre de Hakkani se barajó para liderar la organización, pero no procede de Kandahar, el núcleo de la élite talibana. Además, mantiene una estrecha relación con el servicio secreto paquistaní, de cuya órbita de influencia los talibán han intentado recientemente de salir. Se estima que Hakkani seguirá dirigiendo la lucha de los insurgentes.

Como segundo vicejefe fue designado Yakub, hijo del mullah Omar, fallecido en 2013. Yakub acudió a una escuela coránica en Pakistán, dirige las misiones militares de los talibán en 15 provincias de Afganistán y como hijo del venerado mullah Omar es una figura que podría volver a reconciliar las facciones enfrentadas.