Si bien Luciana Salazar está instalada en Estados Unidos con su pareja, Martín Redrado, a quien designaron como asesor en el Banco Mundial, la modelo no perdió la costumbre de seguir su actividad mediática en Argentina.

Desde Washington, sorprendió con un misterioso descargo en su cuenta personal de Twitter que derivó en un nuevo escándalo con Amalia Granata, con quien se peleó cuando la panelista estuvo de novia con el economista.

Seguí leyendo esta nota en RatingCero.com.