Se trata de Carlos "El Chino" Nicodema Penise, el encargado de seguridad en la fiesta electrónica de Costa Salguero, en la que fallecieron cinco jóvenes por consumo de drogas sintéticas. Está procesado por comercio de estupefacientes y abandono de persona seguido de muerte.
El encargado de seguridad en la fiesta electrónica Time Warp en la que murieron cinco jóvenes por consumo de drogas sintéticas, procesado por comercio de estupefacientes y abandono de persona seguido de muerte, fue detenido en las últimas horas en Lomas de Zamora.
Fuentes policiales informaron a la agencia DyN que se trata de Carlos "El Chino" Nicodema Penise, quien durante el evento del 15 de abril controló el acceso al Complejo Costa Salguero y entregó a un prefecto una bolsa con drogas secuestradas tras los cacheos de ingreso.
Embed
El juez federal Sebastián Casanello solicitó ayer la detención de Penise tras procesarlo con prisión preventiva por comercio de drogas agravado y abandono de persona seguido de muerte, junto con el abogado Víctor Stinfale, el empresario Adrián Conci y otros tres organizadores de la fiesta Time Warp.
Las fuentes precisaron que Penise fue detenido anoche por personal de la Policía Federal en Lomas de Zamora, en cumplimiento de la orden judicial.
Embed
El fiscal federal Federico Delgado había solicitado el procesamiento de los principales organizadores de la fiesta electrónica por considerarlos responsables de crear "las condiciones para que se venda droga y que se abandone a la gente, de modo tal que hubo cinco muertos".
Ayer el juez Casanello procesó a Stinfale, Conci, Nicodema Penise, Maximiliano Avila (apoderado de Dell Producciones), Carlos Garat (responsable del plan de evacuación) y al asesor artístico Martín Gontad, por considerar que "cada uno de los imputados realizó un aporte sustancial para la materialización de los hechos".
Embed
El magistrado advirtió en la resolución que cada uno de los procesados en la causa por la muerte de cinco jóvenes en la fiesta electrónica Time Warp cumplió su rol como ejecutor y por lo tanto "deben responder como tales".
En el caso de Penise, el juez Casanello aseguró que "tenía a su cargo la seguridad y contaba con gente propia que había sido posicionada en el mismo canal de comunicación que el personal de la fuerza de seguridad estatal infiltrada en el interior del predio y que estaba encabezada por la persona que Garat le habría presentado esa misma noche".
Embed
"En línea con la tarea adjudicada al 'Chino', la gente del área de narcotráfico de la Prefectura no formalizó ninguna actuación por secuestro de drogas o por conductas", fundamentó el magistrado.
La investigación determinó que durante la fiesta electrónica se vendió "keta(mina), LSD, éxtasis, cocaína y Superman", hubo exceso al permitir el ingreso de 20.513 personas cuando el lugar estaba habilitado para 10.000, se cortó el suministro de agua y hubo mala atención médica.
Además de los organizadores, el juez Casanello imputó en la causa a los agentes de Prefectura Naval que estaban a cargo de la custodia del lugar y a inspectores del gobierno porteño que habilitaron el Complejo Costa Salguero.