Durante el feriado del 25 de Mayo, miles de misioneros cruzaron de Posadas hacia Encarnación y generaron 20 cuadras de fila, ante la posibilidad de lograr un ahorro cercano a los $300 por tanque, tras las últimas subas en la Argentina.
Por su parte, Manuel García, presidente de la Cámara de Estaciones de Servicios Independiente, expresó su preocupación por la caída del consumo de las naftas en el país.

El empresario aseguró que los aumentos "están agravando mucha la situación de la gente que trabaja" y confirmó que hubo "por primera vez en dos años una baja del consumo entre 2 o 3 por ciento". "Es una tendencia peligrosa", advirtió.

Embed
"Si antes la gente se manejaba con su auto, ahora lo hace con el transporte público para bajar costos", señaló.

Por su parte el ministro de Energía, Juan José Aranguren, justifica el alza en el precio de los combustibles al valor del dólar, y asegura que "si el consumidor considera que el nivel es alto, deja de consumir".

Embed
Mientras tanto el presidente de la Cámara de Expendedores, Pablo Bornoroni, aseguró que la suba en el precio de los combustibles "fue de un 28 por ciento en 4 meses". "Vemos caer las ventas todos los días", se lamentó, en sintonía con García.

Respecto al futuro Aranguren había reiterado a principios de este mes que el precio de las naftas y el gasoil dependerá de lo que ocurra con el valor de la moneda y el costo que las refinerías pagan por el petróleo crudo, aunque también arriesgó que dependerá "de la voluntad del consumidor".



Entanto, Fernando Vely, presidente de la Cámara de Comercio de Posadas, contó que la situación comercial en Posadas es aún más compleja por la "salvaje competenecia" que tienen con Paraguay y Brasi. "Tienen impuestos muy bajos por lo que los precios son muy diferentes", dijo en declaraciones a Radio 10.
Embed