La famosa actriz se convirtió en una adicta al bisturí y los tratamientos estéticos, con retoques que despiertan muchas dudas.

René Zellweger sorprendió al mundo a fines de 2014 cuando, tras estar años alejadas de las cámaras reapareció con una cara totalmente distinta. En aquel momento, justificó que la modificación en su imagen se debía a un "cambio profundo de hábitos".


Seguí leyendo en RatingCero.com