La defensa del menor de los hijos de Báez sostuvo que el juez no es imparcial en la causa y actúa para beneficiar a los ex funcionarios del gobierno kirchnerista. Es por ello que piden apartar al magistrado.
Uno de los hijos del detenido empresario Lázaro Báez, Leandro Báez, recusó este jueves al juez federal Sebastián Casanello en la causa por lavado de activos en la que están procesados su padre y su hermano Martín. La defensa consideró que el magistrado "direcciona" el caso contra los Báez para salvar a ex funcionarios del gobierno kirchnerista.

"Esta defensa entiende que desde que han quedado radicadas las actuaciones ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n° 7, a cargo del Dr. Casanello, ha habido varios actos que acreditan la imparcialidad del juez y el direccionamiento de la investigación hacia la familia Báez, como así también ha existido un claro prejuzgamiento en el caso de autos respecto de otros posibles imputados en la causa".

Leandro Báez designó como abogados la semana pasada a Santiago Viola y Claudia Balbin, quienes recusaron al juez al argumentar supuesta pérdida de imparcialidad y direccionamiento de la investigación.

La defensa del menor de los hijos de Báez sostuvo que el juez no es imparcial en la causa y actúa para beneficiar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a ex funcionarios de su gobierno que en todo caso, habrían La avalado los sobreprecios en obra pública.

El escrito consigna que durante el período 2013-2015 "más allá de las pruebas existentes en el expediente no se realizaron las medidas necesarias que podrían haber resguardado gran cantidad de pruebas para el esclarecimiento de los hechos aquí investigados y no existió ninguna citación, más allá de que se contaba casi con las mismas pruebas que luego llevaron a las distintas citaciones y procesamiento (a excepción del video de público conocimiento)".

"Al respecto, no debe perderse de vista que incluso con anterioridad al video que, según el juez, habría dado pie a un serie de citaciones y procesamientos, existió otro video periodístico en el cual se observa a distintas personas retirando cajas con documentación pero, en ese momento, el Sr. Juez nada hizo al respecto –recordemos que todo ello fue previo a las elecciones presidenciales del año 2015", dice la presentación.

"Luego de ese período, y en la actualidad, existe en los hechos un claro direccionamiento del proceso hacia la familia Báez y una clara intencionalidad de desligar a los funcionarios públicos y, puntualmente, a todos aquellos que formaban parte de la Administración de la Sra. Cristina Fernández de Kirchner", puntualiza la defensa de Leandro Báez.

También se recordó que Casanello, al realizar declaraciones públicas en distintas radios "expresó concretamente que la Dra. Cristina Fernández de Kirchner no estaba involucrada en el expediente y que tampoco iba a ser citada como testigo".

El magistrado ahora deberá definir si acepta o no apartarse de la causa, y en caso de que rechace la recusación, el planteo será decidido por la Cámara Federal.

En tanto, es inminente la nueva resolución de Casanello sobre la situación procesal de Lázaro y Martín Báez en otro tramo del caso mediante una multimillonaria compra de títulos de deuda pública. Se trata de la última imputación que se ha efectuado sobre los Báez, por la que fueron indagados días atrás.