Los legisladores se preparaban a votar un proyecto de endeudamiento y un aumento de impuestos, pero los estatales, que reclaman mejoras salariales, intentaron ingresar pro la fuerza y fueron reprimidos.
Dos manifestantes sufrieron heridas este jueves, cuando estatales que exigen aumentos salariales intentaron ingresar a la Legislatura de Santa Cruz y fueron reprimidos, tras lo cual la protesta continuó con quema de cubiertas y derivó en la suspensión de la sesión que habían iniciado poco antes los diputados.

Los incidentes comenzaron por la mañana cuando unos 80 manifestantes intentaron ingresar a la Legislatura para presenciar la sesión convocada para este jueves, en la que estaba previsto el tratamiento de un proyecto de endeudamiento de la Provincia y de aumento de impuestos, a lo que los gremios estatales se oponen.

En ese marco, dos personas resultaron heridas cuando personal de seguridad privada de la Legislatura intentó evitar el ingreso del grupo disparando el contenido de matafuegos. Los lesionados fueron hospitalizados y el resto de los manifestantes permaneció fuera del edificio, incendiando cubiertas en la puerta.

Embed
Ante esta situación, la Cámara de Diputados, que ya había iniciado la sesión, dispuso suspenderla.

La Legislatura tenía previsto tratar un proyecto oficial para tomar deuda por 10 mil millones de pesos que, según garantizó el gobierno de Alicia Kirchner, permitiría otorgar aumentos de salarios a los estatales. Pero los sindicatos descreen de ese compromiso y rechazan el endeudamiento, a la vez que continúan exigiendo incrementos salariales de acuerdo con la inflación sufrida en los últimos meses.

Asimismo, la Legislatura iba a debatir un ajuste en los impuestos provinciales, lo que también es repudiado por los gremios del Estado. Prácticamente la totalidad de los sindicatos estatales de Santa Cruz, tanto provinciales como municipales, estaban de paro esta semana.