La Cámara de Casación porteña abrió la posibilidad de evaluar el planteo del experto informático Diego Lagomarsino para que la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman vuelva a la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini.

Lagomarsino, imputado por ahora por haberle facilitado el arma a Nisman, apeló ante Casación el fallo de la Cámara del Crimen que había dispuesto el pase al fuero federal. Ese recurso había sido denegado, pero Casación, ante la queja de Lagomarsino, admitió que él mismo debe tratarse.

"En las particulares circunstancias de autos, tratándose de un proceso que presenta una investigación preliminar extendida por más de un año y tres meses, y plasmada en un expediente de más de sesenta cuerpos, la alegación del impugnante en cuanto a las indebidas dilaciones que el cambio de fuero puede generar, merece, al menos, ser objeto de examen, pues las características del caso parecen encuadrar en la excepcionalidad de los supuestos en que la Corte Suprema ha habilitado su jurisdicción para entender en recursos contra autos que resuelven cuestiones de competencia", sostuvo la Cámara.

Embed
Los jueces Mario Magariños, Daniel Morin y María Laura Garrigós de Rebori hicieron lugar a la queja de la defensa de Lagomarsino y declararon mal denegado el recurso.


En tanto, la Cámara dejó sin efecto una audiencia que había sido fijada recién para el 14 de julio luego de la cual se iba a definir si se aceptaba el recurso o no.

Embed
El cambio de fuero fue resistido por Lagomarsino quien intenta que el caso vuelva a manos de la justicia de instrucción, es decir a cargo de Fabiana Palmaghini.