Didier Deschamps no soportó las críticas y fue a la Justicia. Es que uno de los ex jugadores más queridos de su país, lo acusó de racista por no convocar a Benzema y Ben Arfa.
El DT francés Didier Deschamps demandará por difamación al polémico Eric Cantona por insinuar que no convocó para la Eurocopa al delantero del Real Madrid Karim Benzema y al centrocampista del Niza Hatem Ben Arfa por sus orígenes magrebíes.

El técnico francés solicitó a su abogado que emprenda "acciones ante las jurisdicciones civiles y penales para sancionar las declaraciones calumniosas y difamatorias", explicó en declaraciones que publica este viernes el diario "L'Équipe" el letrado Carlos Brusa.

Karim benzema
La controversia de Cantona, abonado a la polémica a los 50 años del mismo modo que acostumbraba a chapotear en cuestiones extradeportivas en sus tiempos de jugador, proviene de unas declaraciones del ex jugador del Manchester United a propósito de la lista de Deschamps para la Eurocopa, que arranca dentro de dos semanas con Francia como anfitriona.

"Deschamps tiene un nombre muy francés. Quizá sea el único en Francia en tener un nombre verdaderamente francés. Nadie en su familia se ha mezclado con nadie, como los mormones en Estados Unidos. No me sorprende que haya utilizado la situación de Benzema para no llevarle", declaró esta semana Cantona al diario británico "The Guardian".

La Federación Francesa de Fútbol (FFF) declaró "no seleccionable" a Benzema por su implicación en dos investigaciones judiciales, una sobre un presunto chantaje con un video sexual a Mathieu Valbuena y otra por su relación en un caso de blanqueo de drogas a través de un restaurante parisino en el que había invertido el goleador.

Embed
"Quizá no, quizá sí. ¿Por qué no? Una cosa es segura. Benzema y Ben Arfa son dos de los mejores jugadores franceses y no estarán en la Eurocopa. Tienen orígenes norteafricanos, así que el debate está abierto", razonó Cantona.

Las palabras del ex deportista, reconvertido en actor, no han sentado bien a Deschamps, campeón del mundo el 1998 con la selección que lideraba Zinedine Zidane, de ascensión argelina, ni al espectro del fútbol francés en general.

Benzema, por su parte, no se ha pronunciado, pero sí lo ha hecho Ben Arfa, en una entrevista publicada por el diario "Le Parisien", en la que se muestra conciliador.

"He leído que Éric Cantona dice que soy un gran jugador y eso es emocionante, enorme. En el resto no quiero entrar", dijo el jugador del Niza.