Uno de los sospechosos es Lucas Perdomo Duarte Santos, de 20 años, jugador del equipo del fútbol Boavista, de la primera división de la Liga Carioca y novio de la víctima.
La Polícia de Brasil anunció que identificó a cuatro personas que habrían tenido algún grado de participación en la brutal violación colectiva cometida contra una joven de 16 años en Río de Janeiro, la que luego fue divulgada por redes sociales.

Entre los cuatro sospechosos estaría el novio de la víctima, según aseguró el diario Folha de Sao Paulo. Se trata de Lucas Perdomo, de 20 años, quien es jugador del club de fútbol Boavista de Río de Janeiro y habría tenido participación directa en el hecho.

Embed
El testimonio que dio la adolescente a la policía, la víctima llegó la madrugada del sábado a la casa de Perdomo, ubicada en el barrio de Barao, en Jacarepaguá. A partir de ahí, la mujer dice no recordar lo que pasó hasta el día siguiente, cuando despertó en otra casa.

A él se suma Raphael Assis Duarte Belo, de 41 años, quien aparece al lado de la mujer en las imágenes difundidas por las redes sociales, según O Globo. Asimismo, Marcelo Miranda da Cruz Correa y Michel Brazil da Silva, de 18 y 20 años, respectivamente, son sospechosos de haber difundido las imágenes de la mujer ensangrentada a través de internet. La Policía Civil ya pidió la detención de los cuatro sujetos.

Embed
No obstante, el delegado titular de la oficina de represión de Crímenes Informáticos, Alessandro Thiers, advirtió que se está investigando para establecer si los sospechosos efectivamente participaron o no en el acto. Asimismo, el jefe de la Policía Civil, Fernando Veloso, dijo que aún están esperando los exámenes a la joven para determinar si hubo o no violación, aunque "hay indicios vehementes" de que este hecho sí aconteció.

Los hechos ocurrieron la semana pasada, pero se dieron a conocer este miércoles, cuando a través de redes sociales se divulgó la violación colectiva de una joven de 16 años, cometida por a lo menos 30 hombres, lo que ha conmocionado a todo Brasil y provocó que el Presidente interino, Michel Temer, convocara a una reunión de emergencia para tratar el tema.