Al menos 30 de las víctimas son niños. Impactó directo en el árbitro del encuentro, que tuvo que ser reanimado por los paramédicos y sobrevivió de milagro.
Al menos 35 personas, entre ellas 30 niños, resultaron heridos este sábado después de que cayera un rayo durante un partido de fútbol que se jugó en la localidad de Hoopstätten, en el oesta de Alemania.

Si bien no había señales de que fuera a llover, un rayo impactó de improviso directo sobre el árbitro del encuentro, que era un partido entre equipos juveniles. El hombre fue reanimado en el acto por el equipo sanitario de la cancha.

La mayoría de las víctimas fueron niños de entre 9 y 11 años, quienes sufrieron heridas leves pero fueron internados en el hospital local para un chequeo. El fenómeno atmosférico constituyó una de las rarezas más inesperadas del día, que por lo demás parecía claro y despejado.

Embed

Fuentes del servicio meteorológico local habían advertido sobre posibles focos tormentosos debido a que el día anterior habían habido fuertes descargas de electricidad en algunas zonas del estado de Renania Palatinado, donde se encuentra Hoopstätten.