El actor estadounidense, fanático del Real Madrid, viajó a Milán con los jugadores y disfrutó de la final de la Champions League desde el campo de juego.

Richard Gere se mostró como un fanático más y, tras viajar a Milán con los jugadores del Real Madrid, disfrutó de la final de la Champions League desde un lugar privilegiado.

Antes del partido, aprovechó para saludar a los jugadores y, con la camiseta puesta, no se privó de alentar a su equipo favorito desde el campo de juego.


Seguí leyendo más en RatingCero.com.