El arzobispo de Buenos Aires se refirió a la actualidad social del país en su homilía de este sábado durante la misa celebrada en la Catedral Metropolitana.
El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, señaló en su sermón de este sábado que se puede hacer "algo más" por los pobres que "pura declamación de intenciones y promesas incumplidas".

"Siempre se puede hacer algo más por el prójimo que la pura declamación de intenciones y promesas incumplidas", expresó Poli durante su sermón en la misa de Corpus Christi celebrada este sábado en la Catedral de la Ciudad de Buenos Aires.

Poli encabezó así la misa de celebración de la Eucaristía con el lema "Denle de comer ustedes mismos" en el marco del Año de Misericordia declarado por el Papa Francisco.

"La Eucaristía es un banquete en el que comemos con Cristo, comemos a Cristo y somos comidos por El, dice San Agustín. Al participar del banquete del Cielo tan generoso y abundante, y sin tener en cuenta nuestras miserias, nos compromete a preparar banquetes para los más pobres de la tierra", sintetizó.

"Compartir con ellos es el mejor modo de reconocer en nuestros hermanos el rostro de Jesucristo", agregó el cardenal.