La tranquilidad de Gran China, un pueblo de San Juan, se alteró desde hace unos diez días. Todo comenzó cuando los vecinos viero una imagen religiosa, que no tiene explicación en cuanto a su aparición, sobre el vidrio de una gruta de San Isidro.
La figura, que dicen que es similar a la advocación de la Virgen Niña, se formó el 15 de mayo pasado por primera vez, cuando estaban celebrando las patronales del santo. Pero luego de limpiar el vidrio para borrar la imagen, la figura volvió a aparecer el domingo pasado por la noche y el martes por la madrugada, según el diario de Cuyo.

Embed
Para los vecinos de Gran China, que tiene menos de mil habitantes, nada de lo sucedido es casual. Contaron que cuando terminó la procesión en honor a San Isidro, se dieron cuenta de la imagen que había sobre una gruta, ubicada a unas cuatro cuadras de la capilla del pueblo.

imagen religiosa san juan.jpg
Foto: diario de Cuyo. <br>
Foto: diario de Cuyo.
Ante el desconcierto, algunas personas se apostaron en el lugar para ver qué sucedía y llamaron al sacerdote de la ciudad Villa Mercedes. El cura comentó que en un principio pensó que esa figura se había formado por la humedad generada adentro de la estructura de ladrillo. Pero igual se pusieron a rezar. Luego de esto, los vecinos regresaron a sus casas y el suceso no pasó de ser un comentario entre los lugareños.

Embed
Pero, lo que podría haber sido anécdota de un día, volvió a alterar la paz de los pobladores el fin de semana pasado. Es que la misma imagen volvió a aparecer sobre el vidrio el domingo. La limpiaron y el martes la escena se repitió. "Hay mucha sugestión, acá la gente es susceptible. No se puede hablar de un hecho religioso ya que esta clase de cosas necesita una profunda investigación. Lo cierto es que se trata de una imagen clara a la que nadie le encuentra la explicación de su aparición", dijo Miguel Tobares, el sacerdote de la iglesia de Villa Mercedes.

Embed