La ex presidenta a través de su página oficial y de las redes sociales, publicó ocho puntos en los que desmiente las acusaciones contra su persona. "Es el precio que tenemos que pagar", opinó.
"No acostumbro a estar desmintiendo cada una de las barbaridades que cotidianamente se publican... No me quejo", comienza el mensaje de Cristina Fernández de Kirchner, quIen finalmente sí eligió defenderse y lo hizo a través de ocho puntos específicos.

En su escrito sostuvo que nunca hubo "reuniones secretas" durante su gestión con miembros del Poder Judicial, ni en la residencia de Olivos, ni en ninguna otra parte, tal y como había trascendido.

Embed
"En efecto, por obvias razones de carácter institucional, he mantenido reuniones con el Dr. Lorenzetti, con la Dra. Highton de Nolasco y los Dres. Zaffaroni y Petracchi. La llevada a cabo con los otros dos magistrados fue con motivo del envío, oportunamente, de sus pliegos al Senado de la Nación, para completar la integración de la Corte", se defendió la ex mandataria.

Además en relación a otros rumores, agregó irónicamente: "Ante las denuncias más inverosímiles, como por ejemplo: la de que no soy abogada, que ya va por el cuarto expediente judicial, el último se inició hace pocos días. Tal vez deba solicitar que el titulo me lo otorgue la facultad de Comodoro Py. Por qué dicen algunos que ahí, sí saben".

Respecto al juez Sebastián Casanello, dijo no conocerlo, aunque destacó el hecho de que es el juez que tiene a su cargo la causa "Panamá Papers" contra "el Presidente de la Republica Mauricio Macri, sus familiares, sus funcionarios y sus amigos", un "escándalo que a nivel internacional ha provocado la renuncia de primeros Ministros y distintos funcionarios en otros Países" pero que "no ha movido en la Argentina el amperímetro judicial, ni tampoco el del Parlamento".

Embed