La policía japonesa está inmersa en la búsqueda de un niño de siete años desaparecido desde sábado en una zona boscosa y montañosa del norte del archipiélago, tras ser abandonado allí como castigo por sus padres.
Según el relato de los padres del niño, lo obligaron a bajarse del vehículo en el que viajaba la familia por su mal comportamiento, dejándole solo en una carretera a los pies del monte Komagatake, en la isla japonesa de Hokkaido, informó la cadena pública NHK.

Aunque el niño de siete años corrió detrás del vehículo, sus familiares aseguraron a las autoridades que lo perdieron de vista y que volvieron unos minutos después al lugar en el que lo habían abandonado, donde ya no se encontraba.

Embed

Los padres denunciaron la desaparición el pasado sábado por la tarde y en un primer momento mantuvieron que el nene se perdió mientras recogían frutos del bosque, aunque posteriormente reconocieron haberlo abandonado como castigo por su mal comportamiento.

Unos 130 agentes de policía y bomberos buscan en un área de cinco kilómetros cuadrados poblada por osos salvajes al niño, que no llevaba consigo comida en el momento de su desaparición.