María Eliana Espinoza tiene 55 años, vive en Bahía Blanca y es la novia de Jonathan Luna (26), el único detenido por el crimen de la nena de 12 años. "Siempre me golpeaba. La última vez me dejó tres días postrada en una cama", expresó la mujer. Las peleas con su pareja por los perfiles de Facebook del acusado.

La mujer contó al portal La Brújula 24 que reconoció al presunto asesino a través de los videos en los que se lo veía caminando junto a la menor el día de su desaparición, el pasado 23 de abril, pero que no podía hablar por temor a cualquier tipo de represalia.

Embed

"Lo siento mucho por la familia porque yo también soy madre. Yo lo identifiqué la primera vez que lo vi por televisión en los videos que pasaban y le pregunté si era él. Me dijo que no y que cerrara el orto porque me iba a cagar matando", dijo Espinoza.

Nuevas imágenes del día que desapareció Micaela.mp4
La mujer comentó que Luna le confesó que haberle robado el teléfono a Micaela, pero no que la había asesinado. "Le pregunté si la había golpeado y me dijo que no. Si la había matado y me dijo que no. Ahí fue cuando me amenazó, con que si decía algo me iba a hacer boleta y a mandar a matar a mis hijos", agregó.

Embed
Espinoza comentó que Luna siempre la golpeaba. "La última vez me dejó tres días postrada en una cama. Pensé que me había hecho mal en el nervio ciatico pero no fue eso, fue una cortadura en la carne, después se me hizo un hematoma y estuve medicada", relató la mujer, que nació en Chile y desde ya hace tiempo vive en la localidad bonaerense.

Tras ser detenido, Luna quedó alojado en una dependencia policial fuera del ámbito de la Jefatura Departamental Bahía Blanca, por cuestiones de seguridad. Este lunes, será indagado por el fiscal De Lucía, quien por ahora caratuló la causa como “homicidio criminis causa”, es decir que el asesino mató para lograr la impunidad de otro delito, en este caso, el robo.

El peor final

Micaela Ortega, que estaba desaparecida desde el 23 de abril pasado de su casa de Bahía Blanca, fue encontrada el sábado golpeada y estrangulada en un descampado cercano a Bahía Blanca.

Embed
Tras el hallazgo del cuerpo de la víctima, centenares de vecinos realizaron el fin de semana dos marchas por el centro bahiense en reclamo de Justicia mientras que otro grupo de manifestantes incendió la casa de Luna, sobre quien pesaba una orden de captura por haber violado una salida transitoria en la provincia de Río Negro.