Jonathan Luna, único sospechoso por el asesinato de Micaela Ortega de 12 años, espera en silencio que lo trasladen para la indagatoria ante el fiscal Rodolfo de Lucía.
Luna se encuentra en un calabozo de la fiscalía, vistiendo una campera deportiva y según trascendió haciendo sólo algunos comentarios por el frío que pasa en la celda en la que se encuentra. Luce un chaleco antibalas y está esposado .

Un defensor oficial intentará asistirlo y representarlo, como establece la ley. El letrado asignado le explicó su situación procesal y le adelantó parte del procedimiento a seguir. Así es como transcurren los minutos previos a la declaración del acusado del brutal asesinato de Micaela, de 12 años.

Embed
Ni bien cumplido el procedimiento será nuevamente trasladado a una comisaría de la zona para su seguridad. Allí permanecerá alojado hasta que le dicten la prisión preventiva, dentro de unos 15 días. A partir de ese momento, su ingreso a la cárcel de Villa Floresta será inminente.

Según dijo De Lucía en declaraciones previas, por la magnitud del hecho a Luna le correspondería la condena de prisión perpetua.