Susana Maidana
Susana Maidana
Una joven alumna de la Facultad de Medicina de la UBA denunció que dos hombres la amenazaron con un cuchillo e intentaron subirla a un auto que estaba frente a la plaza. Desde la FUBA aseguran que no es el primer caso y advierten sobre una red de trata de opera en la zona.
A días del aniversario de la masiva marcha "Ni una menos", se conoció el audio de una estudiante de la Facultad de Medicina de la UBA que denunció que dos hombres intentaron secuestrarla en la Plaza Houssay del barrio porteño de Recoleta.

La joven salía de la facultad y caminaba por la avenida Córdoba cuando fue interceptada por dos hombres: uno de ellos obligó a la chica a que se callara, mientras el otro la amenazó con un cuchillo. Era de noche, había poca gente por la zona.
"Pendeja, quedate callada", le dijeron a la chica
Con el objetivo de alertar a las mujeres que a diario transitan por la zona, el audio se difundió a través de las redes sociales. En la grabación, la joven relata la odisea que tuvo que vivir cuando regresaba a su casa.

Estudiante medicina
"Uno me dijo ''pendeja´ quedate callada' y el otro me metió un cuchillo por debajo de la campera. Me dijeron que caminara y que me metiera a un auto que estaba estacionado cerca con las puertas abiertas", relató la víctima angustiada.

"Empecé a mirar a la gente que pasaba para que me ayudaran. Un hombre pasó y le pedí ayuda. Se dio cuenta que algo pasaba y ahí empuje al tipo y salí corriendo hacia la avenida para pedir ayuda", continúa.

Desde la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) alertaron sobre esta situación y admitieron que "no es la primera vez que intentan secuestrar a una estudiante". "Las mujeres son el blanco de los delincuentes que intentan secuestrarlas para meterlas en una red de trata", contó a minutouno.com Eva Dimopulos, titular del área de género de la FUBA.

"Hay mucha preocupación entre las estudiantes porque muchas de ellas salen muy tarde de cursar y la zona es muy insegura", agregó.

UNA ZONA PELIGROSA DURANTE TODO EL DÍA

Este terrible hecho de inseguridad, no es un caso aislado. La escasa iluminación y la falta de seguridad en la zona es una perfecta combinación para los delincuentes, que en la mayoría de los casos eligen como víctimas a las mujeres.

"Vivo a una cuadra de la plaza hace más de 10 años y estudio en la facultad desde 2012. Hace años que la zona es muy insegura ya que carece de control policial y de iluminación. Hay muchos robos en la plaza y las cuadras aledañas", contó Delfina Bargnia.

zonas-ppeligrosas.jpg
La franja que comprende las avenidas Santa Fe, Córdoba y las calles José Uriburu y Junín es la más peligrosa. Quienes transitan a diario por allí lo saben y toman sus recaudos: guardar los celulares, aferrarse a las carteras o mochilas y, en lo posible, caminar en grupo.

"Muchas de las clases terminan a las 21 y 22 y son las más frecuentadas. Las personas que trabajan eligen ese horario para cursar y cuando salen tiene que caminar estas calles que son verdaderas bocas de lobo", explicó la estudiante.

LA RENOVACIÓN DE LA PLAZA HOUSSAY

Hace dos meses, comenzaron las obras de renovación en la plaza tras un acuerdo entre el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la UBA. El proyecto ampliará los espacios verdes, incorporará canchas de fútbol y de básquet y rampas de skate. También se incorporarán luminarias y cámaras monitoreadas, según se anunció de manera oficial.

La plaza, de 20.710 metros cuadrados, es un área central de tránsito y de esparcimiento de los estudiantes y docentes de la UBA. Alrededor de este polo universitario se encuentran las facultades de Ciencias Económicas de Medicina, de Ciencias Sociales, de Odontología y el Hospital de Clínicas José de San Martín, además de cuatro Institutos Universitarios de esa casa de estudios.