Alimentos no perecederos y rendidores como el arroz, las lentejas y los fideos de paquete, son los más utilizados para alimentar a sin techo y gente que no tiene qué comer.
Ante la necesidad, la inventiva. Las organizaciones que dan de comer a personas sin techo o necesitadas se la rebuscan con lo que consiguen, o lo que les resulta más rendidor para preparar platos nutritivos. Algunas se dan hasta el lujo de hacer comidas bien caseras.

En el caso de Ayuda Urbana, ellos ofrecen meriendas con café con leche, mate cocido o chocolatada y galletitas que les dona la empresa Granix. "Gracias a Dios tenemos la donación y después tenemos la colaboración de personas que se acercan con alimentos no perecederos con los que hacemos sopas o guisos", explica el coordinador Marcelo Vaca.

Guiso criollo.jpg
Amigos en el Camino también recibe donaciones de una empresa que les da salchichas y hamburguesas. "Hay una empresa que nos está donando salchichas y hamburguesas estos últimos dos meses y eso nos sirve como proteínas. Bajamos los hidratos por proteínas", describe Miguel Calissano.

"Para una heladera (50 raciones) si usamos fideos estamos entre los 9 y 10 paquetes (5 kilos). Si es arroz, hablamos de 4 kilos y medio. Si usamos lentejas son 12 paquetes (cada paquete tiene 400 gramos). Esas son las tres bases que usamos.
A eso se le suma algo de verduras, las salchichas o hamburguesas y algo más que ponga el cocinero. Aparte, por heladera ponemos de 6 a 10 paquetes tetrabrik de puré de tomate. Por mes hacemos de 40 a 45 heladeras", agrega.

Mariana Ronco, de Caminantes de Buenos Aires, se jacta de que muchas personas destacan que ellos tienen el mejor menú. "Nosotros hacemos lo más nutritivo, decente y consistente posible. Hay personas en situación de calle que tienen problemas de salud, de adicciones, de alcoholismo, por lo que tienen que comer sano. Algunos nos dicen que tenemos el mejor menú de la calle", bromea.

"Hasta ahora lo que más nos rinde son los fideos tirabuzón con salsa boloñesa, desgrasada, liviana.
También llevamos bebidas, termos con agua caliente para preparar en el momento café, té, café con leche o chocolatadas y botellas con jugo. El plato rinde, es sanito y le da un toque casero que no tiene lo otro que les traen. Se sorprenden cuando ven la salsa con carne", agrega.


Informe: Catriel Etcheverri y María Julieta Rumi / Infografía: Gabriel Tenaglia