El padre de la nena siempre pagó la manutención, pero en los últimos años su bolsillo se vio afectada por la crisis económica de Italia. Ante esta situación, le propuso a su ex esposa una pensión a base de productos que elaboraba en su comercio. La Justicia falló a su favor.
La Justicia italiana permitió que un hombre pagara la cuota alimentaria de su hija con pizzas y empanadas, que elabora en su comercio. La suma por la que deberá entregar la mercadería es de 300 euros.

Desde 2002, el hombre abonaba la manutención de su hija todos los meses pero a causa de la crisis económica del país su negocio se vio amenazado y las ventas comenzaron a bajar.

Según publicó The Telegraph, Toso optó por ofrecerle a su mujer seguir pagándole los 300 euros, pero con productos de su pizzería. Es decir, le ofreció pizzas, empanadas, carnes y otro tipo de comidas equivalente a lo que abonaba de cuota alimentaria.

La propuesta no le agradó para nada a su ex mujer, quien lo denunció alegando que no pagaba la cuota alimentaria.

Sin embargo, la abogada de Toso afirmó en el juicio que su cliente nunca desatendió sus obligaciones. No faltaba a las visitas establecidas y ayudó a su hija en todo lo que pudo, según reprodujo el periódico La Vanguardia.

Luego de varios años de este litigio judicial, el Tribunal de Padua dictó sentencia: Nicola tiene derecho a pagar la manutención en comida si su salario no alcanza para dar el dinero en efectivo.