La alerta, emitida por el Departamento de Estado, estará vigente hasta el próximo 31 de agosto. Estadios, sitios turísticos y especialmente grandes eventos se señalan como potenciales objetivos terroristas.

El gobierno de Estados Unidos emitió este martes una alerta de viaje para sus ciudadanos en la que advierte del riesgo de ataques extremistas en Europa durante el verano, particularmente en torno a "grandes eventos" como la Eurocopa de fútbol, que se disputará en Francia, o el Día Mundial de la Juventud que acogerá Polonia.

Embed
La alerta, emitida por el Departamento de Estado, estará vigente hasta el próximo 31 de agosto.
"El gran número de turistas que visitan Europa en los meses de verano presenta objetivos mayores para ataques terroristas en lugares públicos, especialmente en grandes eventos", detalló la alerta.

Además de los "grandes eventos", la alerta también hace referencia al riesgo de ataques extremistas en sitios turísticos, restaurantes, centros comerciales y medios de transporte.

El Departamento de Estado recuerda que Francia será sede de la Eurocopa, el campeonato de fútbol de selecciones europeas, del 10 de junio al 10 de julio.

En ese contexto, los estadios donde se disputará la Eurocopa, las áreas de encuentro de aficionados y los lugares que retransmitan los partidos en Francia y en toda Europa "representan objetivos potenciales para los terroristas".

Embed
Asimismo, la advertencia de Estados Unidos para sus ciudadanos menciona la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) del 26 al 31 de julio en Cracovia, en Polonia, a la que se espera que acudan hasta 2,5 millones de personas.

El Departamento de Estado recomienda, por tanto, a los estadounidenses que planeen viajar a Europa este verano que permanezcan "vigilantes" en lugares públicos y en medios de transporte masivo.

Además, les aconseja evitar "lugares muy concurridos", seguir las instrucciones de las autoridades locales, especialmente en situaciones de emergencia, y estar preparados para controles de seguridad adicionales.

"Las autoridades europeas continúan adoptando medidas para garantizar la seguridad pública y desmantelar complots terroristas", aseguró el Departamento de Estado.

Por su parte, Estados Unidos seguirá "compartiendo información" con sus socios europeos para ayudar a "identificar y contrarrestar las amenazas terroristas".