Una ilusión óptica logra despistar hasta al más atento, pero con un poco de paciencia la mente se encarga de encontrar cada figura que está escondida a simple vista.
Un test para comprobar la capacidad de aguzar la vista tiene como objeto que el espectador encuentre las letras que están disimuladas entre los puntos de colores. ¿Podés identificarlas?

Embed