Los judiciales bonaerenses aceptaron la propuesta de aumento salarial del 32,5 % que ofreció el gobierno y resolvieron levantar las medidas de fuerza que desde hace más tres meses alteraron el normal funcionamiento de los tribunales en la provincia de Buenos Aires.
El secretario general de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), Pablo Abramovich dijo que la propuesta "fue aceptada por amplia mayoría" en asambleas que se realizaron en los 18 departamentos judiciales bonaerenses.

El gremialista anunció que con la aceptación, se levanta la medida de fuerza que por 96 horas había convocado el gremio por lo que desde mañana se normalizará la atención en los tribunales provinciales.

La propuesta que hizo el gobierno anoche durante una reunión que mantuvieron los representantes gremiales en el ministerio de Economía, consiste en un aumento del 29 por ciento en tres tramos: enero, marzo y julio. Además prevé la reapertura de la paritaria el 1 de agosto en la que se debatirá un nuevo aumento con un piso del 3,5 por ciento.

Abramovich reconoció que el aumento conseguido "si bien no es suficiente es el producto de la lucha de los trabajadores en estos más de tres meses de lucha". El conflicto con los judiciales provocó la intervención de la Suprema Corte de Justicia provincial que ayer convocó y reunió a las partes en una instancia de conciliación.