Los bañistas estaban en el agua de lo más campantes cuando de repente se percataron de que el escualo se acercaba a ellos. El episodio quedó registrado en un video.
Un grupo de bañistas en Cornualles, Reino Unido, tuvo que abandonar el mar en el acto tras detectar un tiburó de 5,4 metros a poca distancia de ellos. Antes de dejar el agua, uno de los turistas grabó el desplazamiento del escualo.

El video fue registrado por un joven de 24 años llamado Tom George, quien se encontraba en el agua con su novia, Cory Tibby, de 21, informó el sitio británico Daily Mirror. Las imágenes muestran a un ejemplar de tiburón peregrino, que no es peligrosa para los seres humanos.

Frantic swimmers flee in terror as 18ft shark spotted near UK beach
El tiburón peregrino puede llegar a medir 10 metros con un peso de 2,2 toneladas, pero el ejemplar que pululaba por la costa de la Bahía de Lantic, en Cornualles, al sur de Inglaterra, era pequeño, joven y liviano.

Este tipo de escualo se alimenta filtrando el agua, no cazando animales como otras especies de su familia. Sin embargo, muchos de los bañistas no estaban al tanto de ese detalle, por lo que decidieron volver a la orilla a toda velocidad después del encuentro del tercer tipo.

Embed
"Algunas personas que estaban nadando en el mar salieron a toda velocidad, pero ciertos espíritus valientes se quedaron para mirar", contó George. "Nosotros lo seguimos con nuestro bote. Yo nunca había visto uno en libertad. Me hizo el día", agregó.