Es para garantizar el suministro en los hogares en momentos que el conflicto con los petroleros en Tierra del Fuego amenaza con paralizar el suministro de GNC en todo el país. También solicitó restringir al mínimo posible el suministro de gas a las centrales térmicas de generación eléctrica.
El ministerio de Energía y Minería de la Nación que conduce Juan José Aranguren le pidió este martes "reducir a cero" el consumo de gas a las principales empresas del país, para garantizar el suministro de ese fluido a los hogares, hasta que se resuelvan problemas coyunturales de importación y se levante una medida de fuerza que llevan adelante trabajadores en Tierra del Fuego.

En un comunicado difundido este martes se alertó además que "si el gremio no levanta la medida de fuerza, mañana se deberá cortar el suministro de GNC (Gas Natural Comprimido) en todo el país".

"A raíz de inconvenientes en el suministro de gas natural debido a la medida de fuerza del Sindicato de Petroleros Privados de Tierra del Fuego -que repercutió en una reducción de ingreso al sistema argentino de gas de 16 millones de m3-, a lo que se suma otro paro en la planta de la empresa Refinor y los atrasos por cuestiones climáticas en el arribo de barcos de GNL importado, el Comité de Emergencia convocado por el Ente Nacional Regulador del Gas (del cual participaron empresas distribuidoras, productores, transportistas y grandes consumidores) decidió solicitar a las industrias a iniciar el corte progresivo de sus consumos con el objetivo de llegar a cero en el menor tiempo posible, para preservar el abastecimiento a los hogares, hospitales y escuelas de la República Argentina" señala el comunicado.

Como medida complementaria explica Aranguren "se solicitó restringir al mínimo posible el suministro de gas a las centrales térmicas de generación eléctrica para tratar de mantener el sistema eléctrico sin cortes". En ese sentido, para asegurar el suministro "se importaron 1.200 MW, y se está gestionando la importación de al menos de 3 millones de m3 de gas a través del Gasoducto Gas Andes en la provincia de Mendoza, provenientes de Chile".

Y el comunicado concluye: "Por último, convocamos a los usuarios a hacer un uso responsable del gas natural considerando estos motivos de fuerza mayor".