Las autoridades tailandesas descubrieron 40 crías muertas de tigre dentro de un templo conocido por utilizar estos felinos como atracción turística, denunciado desde hace años por activistas como un centro de tráfico de animales.
Los cachorros, que según las imágenes publicadas por el portal Khao Sod fallecieron recientemente, fueron hallados por los equipos del Departamento de Conservación de Parques Naturales a primera hora de la mañana junto a los cadáveres de otras especies protegidas.

El pasado lunes, los oficiales iniciaron el rescate de 147 tigres alojados en el recinto del templo Pha Luang Ta Bua Yanasampann, también conocido como el Templo del Tigre, situado en la provincia de Kanchanaburi.

Los responsables del templo se negaron a colaborar con las autoridades, por lo que se estima que el proceso puede durar varios días.

Hasta la fecha, las autoridades rescataron 40 felinos (7 el lunes y 33 el martes), apunta el diario Khao Sod.

bebes muertos tigres tailandia templo.mp4
El templo, abierto en 2001 con 7 tigres, era un reclamo para turistas que se paseaban y se hacían fotos con los animales, motivo por el que también fue criticado durante años por organizaciones defensoras de animales.

Los tigres parecían sedados cuando estaban en contacto con los turistas, según las organizaciones protectoras que incluso llegaron a acusar al recinto religioso de ser una tapadera para un negocio ilegal de tráfico de animales.

Entre los restos mortales de los animales también se encontraron recipientes con intestinos y otros órganos, que de confirmarse que son recientes, apoyarían las acusaciones de los activistas.

Los responsables del templo negaron durante años las acusaciones de maltrato y trafico de animales.

Los tigres rescatados, algunos de los cuales no son autóctonos de Tailandia, serán llevados a diferentes centros especializados en el país.