Sucedió en la ciudad de La Banda, Santiago del Estero, según denunció el dueño de los perros, salieron a caminar un rato y los perros comieron comida para perros que había en una botella de plástico cortada, al regresar a casa los perros se pusieron mal y horas después murieron.

Roberto López, denunció que sus perros fueron envenenados en la esquina de quien sería dueño de los de Misiones y San Luis de la ciudad de La Banda.

Según López, soltó a los perros para que salieran a hacer sus necesidades y comieron el alimento para perros que había en un pedazo de una botella de plástico cortada.

Embed

El hombre noto un comportamiento raro en los animales y trató de ver qué podía hacer para ayudarlos pero lamentablemente unas horas después los animales murieron.

Personal de Criminalística secuestró el plástico de donde comieron los animales y un médico veterinario extrajo muestras a los canes muertos y señaló que efectivamente habían sido envenenados.