La diputada y referente de la Coalición Cívica y Cambiemos, Elisa Carrió, volvió a arremeter contra el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, después de que la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional emitiera un comunicado en su defensa. "Prefiero la cárcel a callar la verdad", aseguró.
"Entiendo que el comunicado que acaba de publicar es para mí, por lo que me veo en la obligación de recordarle que mi imputación permanente, paciente e interminable es contra la corrupción del Comité de Inversiones del Consejo de la Magistratura y de su responsable de hecho, tal como se está desmostrando en la Justicia, Ricardo Lorenzetti", afirmó Carrió en respuesta al comunicado de Ricardo Recondo.

Embed
"A usted le consta personalmente mi defensa inquebrantable de la independencia de los jueces de la nación, por la que usted ha solicitado mi consejo en diversas oportunidades", agregó.

Por último, la legisladora y ex integrante del Poder Judicial ratificó que no piensa terminar con las acusaciones contra Lorenzetti. "Con el cariño entrañable de siempre, le reitero que prefiero la cárcel a callar la verdad. Dispongan ustedes de mi persona, jamás podrán disponer de mis convicciones republicanas".

Antes, la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional había salido en defensa de Lorenzetti, y los jueces federales "ante las permanentes imputaciones y cuestionamientos proferidos" por Carrió.

La entidad emitió un comunicado, difundido desde el Centro de Información Judicial (CIJ), donde, sin nombrarla, aludieron a Carrió al sostener: "la Asociación expresa su preocupación por las permanentes imputaciones y cuestionamientos proferidos por una figura de la política al señor Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y, sin mayor especificación, a los jueces federales".

El comunicado firmado por el presidente de la entidad, el juez Ricardo Recondo, y el secretario general, Marcelo Gallo Tagle, aclaró que la Asociación no suele pronunciarse sobre "cuestionamientos que tienen por centro a uno o varios miembros de este Poder del Estado cuando aquellos no se refieren a su labor jurisdiccional, o bien cuando no poseen entidad suficiente para afectar la institución que conformamos".

Pero "el devenir de los sucesos dados a publicidad por los medios periodísticos en los últimos días nos persuade acerca de que las imputaciones, en tanto han sido propinadas desprovistas de cualquier sustento fáctico, prueba y relato lógico, persiguen el descrédito de los magistrados del Poder Judicial de la Nación y con ello inexorablemente de este Departamento del Gobierno Federal", se indicó.

"Es imprescindible que todas las figuras públicas, incluso con mayor intensidad aquellas que han recibido oportunamente un caudal importante de adhesiones electorales y que ejercen cargos legislativos de gran trascendencia dentro de las instituciones democráticas, se expresen con mesura a la hora de cuestionar a otros funcionarios públicos, ajustando su obrar a hechos que puedan demostrar", advirtió la entidad.

Y añadió que "un proceder contrario puede forjar un producto rutilante desde la faz comunicacional; pero vacío de contenido real y que, lejos de contribuir a la institucionalidad, la termine horadando", por lo que "sólo la crítica madura, sensata y responsable permitirá el mejoramiento institucional y evitará el descrédito de su expositor".