Con la tristeza por la muerte de Micaela Ortega todavía latente, un nuevo caso vuelve a mostrar los peligros de las redes sociales. Esta vez la historia no tuvo un final trágico, pero una pareja fue detenida.
Todo comenzó días atrás con una conversación "amigable" a través de Facebook. Ella, una adolescente de sólo 15 años, nunca se imaginó que del otro lado las intenciones eran otras.

Mediante engaños y reiterados pedidos que simulaban ser algo "inocente", la convencieron de sacarse una foto desnuda y enviarla por un mensaje de Whatsapp. Luego, cuando esa imagen se propagó por todo Ascasubi y hasta por pueblos cercanos, una llamada telefónica a su mamá para pedirle mil pesos a cambio de retirarla de circulación, como si eso pudiera reparar el daño que ya habían ocasionado, desató la furia de la mujer que hizo la denuncia, publica el medio bahiense La Brújula 24.

Federico Montero, secretario de Seguridad de Villarino, reflejó lo ocurrido en diálogo con el programa del medio bahiense, y dijo que "acá, lo más grave, es que estamos hablando de una menor en un pueblo chico, con todo lo que eso representa".

Embed
"Una vez realizada la denuncia, la policía inició la investigación que culminó con la aprehensión de estas dos personas. Se trata de Daiana Paola Tronschans, de 23 años, que es la mujer que se comunicó con la mamá de la víctima para pedirle la plata, y Luis Guillermo Rodríguez, su concubino", manifestó el funcionario.

Además, Montero contó que en el inicio de este flagelo estuvo involucrado otro menor de edad, de 17 años, que fue quien inició la charla con la víctima, aunque por ahora "estamos tratando de determinar cuál era la relación con los ahora detenidos".

"Juegan con los sentimientos de los madres, además de las consecuencias personales para la adolescente. Primero a los padres los llamó la directora de la escuela para avisarles que la foto estaba circulando por grupos de Whatsapp y a partir de ese momento se comenzó con la investigación", finalizó.

EL GROOMING


Se denomina Grooming a una serie de conductas y acciones deliberadamente emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad, creando una conexión emocional con el mismo, con el fin de disminuir las inhibiciones del niño y poder abusar sexualmente de él. En algunos casos, se puede buscar la introducción del menor al mundo de la prostitución infantil o la producción de material pornográfico.