Pablo Guede, entrenador de San Lorenzo, admitió que le gustaría "volver a jugar" la final que su equipo perdió el fin de semana pasado ante Lanús por 4-0, resultado que determinó el título del torneo de Primera División para la entidad granate.
"Me gustaría volver a jugar la final con Lanús. Pero sería diferente, no va a ser la misma", expresó el director técnico del conjunto azulgrana.

Gol de Acosta. San Lorenzo 0 - Lanús 4. Final. Primera División 2016..mp4
Sin embargo, el ex DT de Nueva Chicago y Palestino de Chile, reconoció enseguida que "el resultado fue el que fue y ya está. No merece ninguna excusa", dijo en declaraciones radiales.

Guede contó que el domingo último "llegué a casa y me puse a ver el partido. Llegamos con mucha ilusión y fue un palo. El nivel de Lanús fue muy bueno y ante eso hay que sacarse el sombrero. Perdimos contra un gran equipo".

Embed
El DT indicó que el marcador fue amplio, pero se defendió de las versiones que sostienen que Lanús 'bailó" a San Lorenzo. "Creo que no fue baile. Lo hubiera sido si mis futbolistas se hubiesen entregado", consideró.

"Jugamos mal, regular o bien, pero nunca bajamos los brazos. Salir segundos no fue un fracaso", manifestó.

Guede también narró que el enganche y símbolo del club, Leandro Romagnoli, "merecía minutos en la final y podría haber tenido mayor participación. Pero llegó muy justo en lo físico", reflexionó.

El técnico también habló sobre los planes a futuro y deslizó la posibilidad del arribo del defensor internacional Fabricio Coloccini, ex jugador de la entidad que jugó últimamente en el Newcastle británico. "Es un buen jugador, pero hay que ver si necesitamos en esa posición", remarcó Guede.