El plantel de Boca Juniors volvió este jueves al trabajo en el predio Pedro Pompilio para preparar con un mes de tiempo la participación en la semifinal de la Copa Libertadores de América.
Pese al importante compromiso que tiene por delante el equipo de la Ribera, por el momento no se vio ninguna cara nueva, ya que Walter Bou, contra lo que se suponía, no fue autorizado. El delantero está vinculado a Gimnasia y Esgrima La Plata hasta el 30 de junio y el club no lo liberó para sumarse, por lo que no pudo hacerse presente.

En cuanto a Fernando Zuqui, no hay acuerdo por el contrato con su representante, Mauro Menseguez y del lado de Boca no hay predisposición para esperar por mucho tiempo más.

Uno de los puntos favorables es la recuperación del volante Andrés Cubas, quien se lesionó el tobillo derecho a mediados de abril ante Deportivo Cali por la fase de grupos del máximo torneo continental.

En una mañana lluviosa y fría,
el plantel salió a trotar alrededor de una de las canchas del predio de Casa Amarilla poniendo primera en la pretemporada invernal.

De los jugadores que en principio no serían tenidos en cuenta por el director técnico, no se lo vio a Cristian Erbes (puede irse al AEK de Grecia) y sí participaron de la actividad Sebastián Palacios (tiene permiso para negociar con Vélez Sarsfield) y Nicolás Colazo.

Lisandro Magallán, que se despidió de Defensa y Justicia en el triunfo sobre Talleres de Córdoba por la Copa Argentina, se reintegró al plantel y desarrolló movimientos regenerativos.

El equipo de Guillermo Barros Schelotto jugará el próximo 7 de julio, en Venezuela, el encuentro de ida por las semifinales de la Copa, mientras que definirá el pasaje a la final una semana después, en La Bombonera.