Eran las sensaciones que quería volver a vivir, el nivel que buscaba para volver a creer y el resultado que necesitaba para meterse nuevamente en su sueño. El 2016 venía flojito para Santiago Muñiz, con un rendimiento que no colmaba sus expectativas y un 17º puesto como mejor ubicación (en Australia, a principios de año).

Por eso lo que pasó en Japón, en el importante Ichinomiya Chiba Open, quedará en la memoria del mejor surfista argentino. Por las emociones que vivió en el agua, por reencontrarse con la fluidez de su surfing y, a la vez, por haber logrado un gran 5º lugar y haber escalado 35 puestos en el ránking QS (Qualyfing Series).

El rider estrella de Quiksilver Argentina pasó del 46º a la 11ª posición, lo más alto de su carrera y la mejor actualmente para un latino. Teniendo en cuenta que 12/14 surfistas ascienden a Championship Tour (CT), si el año terminara hoy, estaría logrando ser el primer argentino en estar entre los 34 mejores del mundo.

Santi Muñiz.jpg

"El de Japón fue un torneo que lo viví de una forma distinta. Hay un momento, cuando sos profesional hace unos años, que hay cosas externas que te ayudan. En este caso, conocer un país, tan especial y distinto, con una cultura tan diferente, me hizo sentir feliz y todo fluyó mucho mejor en el agua. Imaginate que no cambié nada, de técnica, de táctica, apenas volví a la tabla de Australia... Creo que fue ese sentimiento interior que me ayudó a tener un resultado que venía persiguiendo y no se me daba", explica el marplatense de 23 años, que pasó seis rondas hasta llegar a cuartos de final, donde lo eliminó el italiano Fioravanti, justo líder del ránking.

"Tuve mala suerte. Necesitaba un puntaje normal, un 7.5, pero casi no entraron más olas y no pude agarrar una que sirviera. Si pasaba, llegaba seguro a la final", cuenta.

Muñiz
Sobre su vertiginoso ascenso en el ranking (de 46º a 11º), Muñiz confiesa: "Siento tranquilidad y confianza para lo que viene. Era un resultado que necesitaba para volver a creer en mí y además es muy motivante estar tan cerca de los mejores y de los puestos que se necesita para ascender al CT. Me tiene que servir para seguir en este nivel"

Para dar el salto definitivo a la elite del surf, Muñiz necesita "llegar al menos a cuartos de final en 4 torneos o rondar los 18.000 puntos". Hoy tengo 5.135 pero faltan siete meses y muchas competencias. En Japón, con estar en cuartos, logré 2.650 puntos y ahora, el mes que viene, se viene un torneo en Ballito (27 de junio), Sudáfrica, donde el año pasado logré mi otro gran resultado, un 5º lugar como en Japón"

Y consultado sobre qué es lo que necesita en su surfing para terminar de confirmarse entre los mejores, un confiado pero sereno Muñiz opina: "Yo siento que no debo cambiar mucho. Es cuestion de tiempo, que mi cuerpo y mente se alineen, como me pasó en Japón. Yo creo en hacer todo, como un gran profesional, para que cuando ese momento llegué, yo esté preparado y no deje pasar la oportunidad. Ahora me siento más cerca de mi sueño y sé que algún día se me va a dar."