Miles de personas autoconvocadas y organizaciones sociales y políticas marcharon este viernes desde Congreso a Plaza de Mayo en repudio a la violencia de género y en reclamo de justicia.
En una acción multitudinaria que incorpora al calendario de movilización popular la convocatoria "Ni una menos" al cumplirse el año de su primera edición, decenas de miles de personas autoconvocadas y organizaciones sociales y políticas marcharon hoy desde Congreso a Plaza de Mayo en repudio a la violencia de género y en reclamo de justicia.

ni una menos (4).jpg

Con los rostros de víctimas en pancartas que dieron presencia a mujeres víctimas de femicidios, nutridos grupos de manifestantes hicieron muestras artísticas e instalaron en el perímetro de reja del Congreso fotos de niñas y jóvenes mujeres por las que reclaman justicia las organizaciones de género.

Tras unos instantes de encuentro y concentración comenzó a hacerse evidente que el espacio público todo, con calles y avenidas porteñas hormigueando de manifestantes, marcaría un nuevo capítulo de la iniciativa encabezada por un cartel de la "Campaña contra las violencias hacia las mujeres".
ni una menos (8).jpg
Similar a lo que ocurre en las emblemáticas marchas por derechos humanos, "Ni una menos" convocó a mucha gente que participa por iniciativa propia, estableciendo a su paso un cordón de aplausos de vecinos que desde las veredas alientan a la movilización.

Hubo negocios abiertos, personal que se asomó de los hoteles de la Avenida de Mayo para saludar a las decenas de miles de personas que tapizaron el recorrido, y muchos participantes que espontáneamente fueron estableciendo el corte de tránsito por donde pasaba la marcha, ya que no fue visible un operativo policial.

ni una menos (6).jpg
Entre los participantes no faltaron las diputadas y diputados del Parlasur, las columnas de partidos políticos como el Frente de Izquierda de los Trabajadores, la "Campaña nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito", organizaciones de derechos humanos y legisladores del Frente para la Victoria y el PRO.

También organizaciones de mujeres como las Vecinas de Once y las Insurrectas, además de gremios como el Sipreba de Prensa de Buenos Aires; de docentes Ademys y AGD; de ferroviarias y estatales de Capital, y diversos municipios que generaron áreas específicas.

ni una menos (3).jpg
Con el concepto de que ninguna mujer está sola, el colectivo "El arte como herramienta de lucha" pidió con dos actrices vestidas de negro abrazos a los transeúntes, lo que puso una nota emotiva a la algarabía y el colorido de la marcha: "no nos tiene que vencer el silencio", apelaron con un cartel.
Era llamativa la cantidad de organizaciones barriales agrupadas para ayudar a mujeres víctimas de violencia -Lugano, Villa 31 y 1-11-14-; entre ella, la Unión de Mujeres en Acción, de Merlo, que empezó asistiendo casos individuales y sumó abogadas y psicólogas.

También agrupaciones estudiantiles secundarias y universitarias aportaron columnas muy numerosas, como la del Cerámicas, Arte Dramático o el Carlos Pellegrini, colegio preuniversitario que mostró más presencia de varones.

ni una menos (5).jpg
A la llegada de la enorme movilización a Plaza de Mayo, un vallado por detrás de la Pirámide, tras el que formaba la Infantería en actitud de guardia, le puso límite al avance.
En una letanía de demasiados nombres, las manifestantes dieron el presente a cada una de las ausentes por femicidio, mientras el cartel testimoniaba: "Ni una menos: vivas nos queremos. El Estado responsable" de la justicia por ellas y por todas.

ni una menos (2).jpg