Google retiró una extensión para Chrome llamada "Detector de coincidencias" que no solo sirve para detectar judíos sino también para guardar sus nombres en una base de datos.
Fue desarrollada para que los usuarios puedan actualizarla constantemente y lo que hace para determinar quién es de "sangre sucia" es encerrar los nombres de la persona entre tres paréntesis.

En el momento en el que Google la eliminó, la extensión era usada por casi 2.500 personas, informa Mic.

Embed
"Puede ayudarte a detectar coincidencias sobre quién ha estado envuelto en ciertos movimientos políticos e imperios mediáticos", informaba la descripción de la extensión.

Como no podía ser de otra manera, Google la sacó de la tienda de extensiones de Chrome.