Es un trastorno de la frecuencia cardíaca (pulso) o del ritmo cardíaco. El corazón puede latir demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (bradicardia) o de manera irregular.

Se conoce como arritmia cardiaca a cualquier alteración del ritmo cardíaco que se produce, ya sea por algún cambio de sus características (ritmos distintos del ritmo sinusal normal) o por variaciones inadecuadas de la frecuencia.

Embed

Aunque los valores normales de la frecuencia cardíaca se encuentran entre los 60 y los 100 latidos por minuto, puede ser normal hallar cifras por debajo o por encima de estos en función de las características del individuo o la situación en la que se encuentra.

En condiciones normales el latido del corazón no es percibido. Algunas arritmias ventriculares causan pocos o ningún síntoma diagnóstico y tienen un efecto mínimo en la eficacia del bombeo del corazón especialmente cuando duran poco tiempo. De hecho, muchos adultos sanos sufren arritmias cortas de vez en cuando. Sin embargo, las arritmias que duran minutos, o incluso horas, pueden tener consecuencias muy serias, como reducir la cantidad de sangre que el corazón bombea al resto del cuerpo.

Embed

Causas

  • El impulso eléctrico que da la señal al corazón para contraerse comienza en el nódulo sinoauricular (también llamado nódulo sinusal o nódulo SA), que es el marcapasos natural del corazón.
  • La señal sale del nódulo sinoauricular y viaja a través del corazón a lo largo de una serie de rutas eléctricas.
  • Diferentes mensajes nerviosos le dan la señal al corazón para palpitar más lento o más rápido.

Las arritmias son causadas por problemas con el sistema de conducción eléctrica del corazón.

  • Pueden presentarse señales anormales (extras).
  • Las señales eléctricas se pueden bloquear o demorar.
  • Las señales eléctricas viajan en rutas nuevas o diferentes a través del corazón.

Embed