La mujer padece una enfermedad que le deformó la cara, lo que le produjo el aislamiento social en su país de origen, Marruecos, y hasta provocó que perdiera a su familia.
Una mujer marroquí fue operada con éxito tres veces en Valencia, España, donde los médicos le reconstruyeron su cara, que había quedado deforme debido a una enfermedad genética llamada neurofibromatosis tipo I.

"Me siento nacida de nuevo", expresó la mujer durante una conferencia de prensa que ofreció junto al cirujano español que la operó, Pedro Cavadas.

Nuevo rostro y nueva vida para Samira.mp4

Samira Benhar, de 39 años, fue repudiada por su marido y perdió contacto con sus hijos, de 9 y 12, tras sufrir un fuerte rechazo social en su país de origen a raíz de su enfermedad, lo que le produjo daños psicológicos muy severos.

La primera de sus tres operaciones se realizó en junio de 2015 para extirparle el neurofibroma, o tumor, que ocupaba la mitad derecha de su cara.

Cuatro meses después se le retiró el resto del tejido afectado que tenía alrededor del ojo y en abril pasado se le colocó una prótesis para darle un aspecto más armónico a sus facciones.

samira benhar

"Viéndola ahora cuesta imaginarse cómo estaba", expresó Cavadas, quien en 2009 realizó el primer trasplante de cara en España, el primero en todo el mundo que incluyó mandíbula y lengua.

Samira