El ex boxeador será despedido en su ciudad natal, en Estados Unidos. El ex presidente Bill Clinton será uno de los encargados del discurso final.
El mítico boxeador Muhammad Ali, fallecido este sábado a los 74 años en Phoenix, será despedido desde el viernes próximo en su ciudad natal Louisville, estado de Kentucky, Estados Unidos, con una procesión de los habitantes de ese lugar y la posterior ceremonia de entierro, que estará reservada para familiares y amigos.

Embed
El portavoz de la familia de Ali, Bob Gunnel, confirmó que la procesión llevará el cuerpo del triple campeón del boxeo por las calles de la ciudad, pasará por el museo y centro cultural de Muhammad Ali y después por el bulevar que lleva su nombre hasta arribar al cementerio Cave Hill.

Allí solo estarán familiares y personalidades destacadas como el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton, el cómico Billy Crystal y el periodista Bryant Gumbel.

Embed
El alcalde de Louisville, Greg Fischer, presidió este sábado en la mañana una ceremonia en honor del deportista y ordenó que las banderas estadounidenses ondeen a media asta en todos los edificios gubernamentales de la ciudad hasta que Ali sea enterrado.