La vicerpresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, relativizó las promesas de reactivación económica para el segundo semestre y comparó la situación con "el momento en el cual aparece la luz en el túnel allá lejos, pero seguís en el túnel".
"Yo siempre dije que lo que estábamos viviendo era un momento probablemente de los más difíciles que tengamos que vivir, porque obviamente cuando uno sale del populismo duele. Resulta que vamos en el túnel y vemos todo oscuro y algunos se empiezan a preguntar si iremos bien. El segundo semestre es el momento en el cual aparece la luz en el túnel allá lejos, pero seguís en el túnel", afirmó Michetti en un reportaje con el diario El Tribuno de Salta.

En este sentido, la vicepresidente dijo que a principios de julio va a haber señales positivas en la macroeconomía aunque no a nivel familiar. "Empezás a ver que la inflación cae, empezás a ver que la mano de obra de la construcción empieza a contratarse con obras concretas en varias provincias. Empezamos a ver pequeñas luces pero no vamos a sentir en la vida familiar un alivio o una reactivación, porque para que el crecimiento de la economía se dé si tenemos que esperar hasta el año que viene".

"Yo creo que será cuando empecemos con la obra pública en la calle y con su mano de obra, cuando empiecen las inversiones que ya están anunciadas. ¿Cuándo se sentirá la reactivación en las familias? Se sentirá cuando el que consiguió trabajo consuma en el comercio que uno tiene, las economías regionales empiecen a reactivarse y los pueblos empiecen a tener más dinámico su consumo. Ya en 2017 vamos a empezar a sentir eso, no sé si será en enero o en febrero, pero será bastante pronto", agregó.

Embed
Michetti también se refirió a la inflación y la solución "de centro" que supuestamente vienen aplicando. "Tenemos mucha crítica por el lado de los economistas diciendo que el gobierno no hace el ajuste como lo debe hacer, y esto es así porque nosotros decidimos un camino gradual. Cuando vos tenés la crítica por izquierda y por derecha te das cuanta que estamos eligiendo un camino por el medio, que nunca se hizo la Argentina. Tal vez recién llegada la democracia se intentó un camino de un país que tuviera por un lado la concepción de un Estado que iguala oportunidades y por otro lado la concepción además de que las personas necesitan libertad para crear, generar riqueza y tenés que aliarte con las personas y el sector privado para que las cosas fluyan con libertad. Esa tensión entre igualdad y libertad es la que nosotros estamos tratando todo el tiempo de equilibrar, y no es fácil".

Por último, la funcionaria dijo que tarifazo también fue intento gradual. "Lo que estamos corrigiendo son algunos errores que ocurrieron en semejante nivel de ordenamiento que hay que hacer. Cuando tenés toda una arbitrariedad en donde hay precios distintos depende de la provincia y de la empresa, ordenar eso es bastante difícil sin un error. Lo que hicimos fue ver que en muchas provincias había sido un problema importante porque hubo facturas que en vez de subir un 300 0 400 por ciento, que es un montón, tuvieron el 1500 por ciento de aumento. Lo importante es que tenemos un gobierno que está dispuesto a escuchar a los gobernadores y a decirles que vamos a corregir esto".