La primera dama Juliana Awada se refirió a la salud del presidente Mauricio Macri, quien el viernes sufrió una arritmia, y dijo que "la gente por ahí se preocupó o tomó esto como un estado de más gravedad de lo que era".

Embed
Awada dijo en declaraciones radiales que el presidente se encuentra "muy bien" y que están en la quinta en la que pasan el fin de semana con sus hijos.

En cuanto a lo que sucedió el viernes, explicó: "Yo me lo tomé tranquila. Sabía que se había sentido mareado a las 3 de la tarde y a las 4 y 5 me llamaban para saber si estaba internado y no lo estaba. Al fin del día el médico le dijo que se hiciera un chequeo y fuimos al sanatorio a hacerse los chequeos".

Consultada acerca de si hubo un error de comunicación ya que la noticia se informó, luego se desmintió y luego se confirmó otra vez, aseguró: "Desconozco lo que pasó. A las tres de la tarde se sintió mareado y siguió trabajando normalmente. Y a la tarde cuando finalizó la agenda le comunico al doctor y el decidió hacerle un chequeo. Él siguió su agenda como todos los días".

Embed
En este sentido, Awada dijo que Macri no tiene antecedentes de arritmias. "Que yo sepa no. No fuma, no toma y hace deportes. Trabaja 10, 12 horas. El viernes fuimos a la quinta de Olivos y el sábado nos vinimos acá".

"La gente por ahí se preocupó o tomó esto como un estado de más gravedad de lo que era. Le agradezco a las personas que se preocuparon y a quienes mandaron mensajes. Eso está muy bien", agregó.

Por último, la primera dama insistió en que su marido "es una persona que no se queja y es muy sano". "No es que tiene problemas de salud, no le dio importancia. Siguió su trabajo como todos los días. Está tranquilo, es un persona tranquila".